dimarts, 22 de setembre de 2009

LA ALFABETIZACIÓN EN AMÉRICA LATINA. SITUACIÓN POR PAÍSES

Venezuela: Se declaró en octubre 2005 "territorio libre de analfabetismo" al enseñar a leer y escribir a casi 1,5 millones de sus 25 millones de habitantes, lo que dejó el índice nacional de analfabetismo por debajo del 1%.
Bolivia: Siguió a Venezuela. En diciembre de 2008, después de alfabetizar en 33 meses a cerca del 10% de la población, equivalente a unas 820.000 personas, logró ubicar su tasa de iletrados por debajo del 4%.
Nicaragua: Hizo lo propio el pasado 22 de agosto, al cabo de una campaña que logró reducir el analfabetismo del 20,7 al 3,56% de la población durante el segundo mandato de Daniel Ortega, que inició en 2007.
Ecuador: Se convirtió en el último beneficiado de este plan, al declararse ayer "patria alfabetizada", tras disminuir la tasa del 9% de 2007 a un 2,7 actual.
Argentina: Con un 2,1% de adultos (más de 800.000 personas) que no sabe leer ni escribir es también desde hace años un país alfabetizado. Aun así, aplicó desde 2003 el proyecto 'Yo sí Puedo' y tiene a 203.000 inscritos en un Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios.
Paraguay: Con una tasa de iletrados del 4%, ha sido considerado el próximo objetivo de Venezuela para abatir el analfabetismo y ya aplica el método cubano, con el que espera enseñar este año a leer y a escribir a 180.000 de los 213.182 adultos que todavía no saben hacerlo.
Chile: Desarrolla cada año desde 2003 la campaña 'Contigo aprendo' para adultos y estima que en el próximo cuatrienio podrá superar el 97% de personas alfabetizadas.
Uruguay: La tasa de analfabetismo es del 7,8%, equivalente a 184.066 personas y un ritmo de reducción de esta cifra de 5.000 adultos en los últimos dos años.
Brasil: Por su tamaño, reúne la mayor población de iletrados de toda América, 14,1 millones de personas, equivalente al 10,5% de la población mayor de 15 años, pero también registra algunos progresos. En la última década ha reducido esa tasa en cinco puntos porcentuales, aunque en números absolutos esto ha supuesto apenas dos millones de personas. En 2003 lanzó un programa para promover la alfabetización de la población adulta, que está centrado en municipios con una tasa de analfabetismo superior al 25%.
Perú: Las estadísticas oficiales situaban la incidencia del analfabetismo en el 7,1% en 2007 (frente al 10,4% que calculaba la UNESCO), aunque aseguran haber sacado de ese porcentaje desde entonces a 1,4 millones de personas.
México: El índice se situaba el año pasado en el 7,8%, lo que representa a 5,9 millones de personas, frente al 8,4% de 2005 y al 25,8% de 1970. Apenas en el Distrito Federal y en cinco de los 31 estados del país la tasa era menor al 4%, mientras que en los más pobres, Oaxaca, Guerrero y Chiapas (todos al sureste), se sitúa en torno al 20%.
Colombia: Unos 2,1 millones de habitantes no saben leer ni escribir, frente a los 2,8 millones de 2005, lo que ha supuesto una rebaja del 7,3 al 6,1% de la población adulta en los últimos años, gracias a un programa oficial que ha alfabetizado a un millón de personas en los últimos seis años.
Sin embargo, los mayores índices de analfabetismo de la región se concentran en Centroamérica (con las excepciones de Costa Rica, con un 4%, y Panamá, con un 4,5%) y República Dominicana, donde además los ritmos de eliminación del problema son más lentos y los objetivos parecen menos ambiciosos. Guatemala, con un 21,04% de su población iletrada; Honduras, con algo más del 20%; El Salvador (que trabaja con un plan para erradicar el analfabetismo en 2021), con un 14,1%, y República Dominicana, con un 10,8%, lideran los índices de América Latina.

Fuente: Diario Público, España. | 9 septiembre del 2009