dimarts, 22 de setembre de 2009

Gobierno prepara revolución educativa tras erradicar el analfabetismo

Managua. Agencias y El 19 Digital. | 19 agosto del 2009

El Presidente Daniel Ortega Saavedra, presentará este sábado el programa para elaborar el Plan Decenal de Educación, informó este miércoles el ministro de educación Miguel de Castilla.
Además, Ortega declarará este sábado a Nicaragua como país libre de analfabetismo, tras haber reducido de 21 a menos de 5 por ciento la tasa de adultos iletrados bajo certificación de la UNESCO.
El proceso fue certificado por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), con apoyo de otros seis organismos internacionales, a través de una encuesta realizada a más de 12.000 adultos de 22 municipios.
"El próximo día sábado a la vez que el presidente dé por clausurada la Campaña Nacional de Alfabetización "De Martí a Fidel", va a convocarnos a todos para la elaboración del Plan Decenal de Educación para el decenio 2011-2021", señaló el profesor de Castilla.
La elaboración de este plan se efectuará durante los años 2009 y 2010 y, según el ministro, contará con la participación de toda la comunidad. De Castilla explicó que primero se realizarán los 153 planes municipales de educación, luego los planes departamentales, y finalmente, ya a finales del 2010, el plan nacional.
El esfuerzo que hay que hacer es muy grande, pero que en 10 o 15 años habrá cambiado totalmente el modelo educativo que Nicaragua ha arrastrando por más de un siglo, aseguró De Castilla.
En este sentido señaló en el país hay actualmente unos 800 mil estudiantes en educación primaria, pero que todavía están fuera de este sistema otros 500 mil a los que hay que buscar cómo incluirlos.
En el área rural el 60% de las escuelas no tienen servicio de agua potable, y otro 70% poseen solamente un maestro, los que imparten clases hasta el cuarto grado, cuando las Objetivos del Milenio plantean cubrir hasta el sexto grado de primaria. De allí que los esfuerzos del gobierno revolucionario sean cubrir esa brecha a través de la participación de la gente en la elaboración de la planes de educación.
"La campaña de alfabetización de Martí a Fidel" se inició hace dos años y medio con el apoyo de Cuba y Venezuela, y abarcó a más de medio millón de personas mayores de 15 años de 137 de los 153 municipios del país, dijo el ministro, tras un acto en un colegio público en Managua.
Según el ministro, cuando el Frente Sandinista asumió el gobierno a comienzos de 2007, en Nicaragua había 600 mil adultos que no sabían leer ni escribir, de los cuales sólo "quedan menos de 100 mil personas analfabetas mayores de 15 años de edad".
La mayoría de estas personas vive en la Costa Atlántica, donde hay muchas comunidades habitadas por indígenas que reciben educación primaria en su lengua natal.
La meta del gobierno es "no sólo llegar al 3% de analfabetismo, lo que sería un récord en America Latina, sino terminar" con este problema, dijo el ministro.
El programa de alfabetización se desarrolla con el método cubano "Yo sí puedo", que se respalda en material audiovisual, con apoyo de una cartilla y un manual para el maestro.
El ministro aseguró que la campaña nicaragüense fue una de las menos costosas de los países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), debido a que los brigadistas enseñaban de manera gratuita, a diferencia de Bolivia, donde se gastaron 30 millones de dólares porque los educadores cobraban.
Nicaragua, uno de los países más pobres del hemisferio, persigue ahora animar a los adultos alfabetizados a terminar su educación primaria de manera acelerada o en programas regulares, mediante proyectos que el gobierno planea poner en marcha.