dimarts, 22 de setembre de 2009

DISTINCIÓ A ORLANDO PINEDA. DISTINCIÓN A ORLANDO PINEDA

Orden Rubén Darío al profesor Orlando Pineda
El presidente Ortega condecoró el sábado con la Orden de la Independencia Cultural "Rubén Darío", en el 29 Aniversario de la Primera Cruzada Nacional de Alfabetización, al profesor Orlando Pineda Flores, quien casualmente, también celebraba su 64 cumpleaños.
Ortega destacó que, pese a los dieciséis años de gobierno neoliberales, un destacamento de sandinistas, liderado por el profesor Orlando Pineda, continuó la labor desde el año 1990 hasta el regreso del sandinismo en 2007. "A él nadie le dijo «andá y continuá alfabetizando, nadie se lo dijo. Simplemente él, como buen sandinista y nicaragüense, decidió asumir la tarea. Y nos dijo «aquí estamos trabajando», es decir, él ya estaba trabajando, alfabetizando", reseñó Ortega.
Para Pineda, la Orden representa un nuevo compromiso para cumplirle al pueblo en el fortalecimiento y consolidación de la gran campaña de alfabetización que se inició en Nicaragua en la década de los ochenta y que continúa hoy para erradicar el analfabetismo del país.
Pineda es un enamorado de la alfabetización. Desde que se inició la Gran Cruzada Nacional de la Alfabetización se sumó a ella como brigadista en las montañas y la Costa Caribe del país, consigna este sábado el portal oficial "El 19 Digital". Luego continuó alfabetizando y creó la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador (AEPCFA), desde la cual en la década de los noventa siguió enfrascado en esta noble tarea enfrentando con firmeza revolucionaria los embates de los gobiernos neoliberales que querían sumir en la oscuridad a nuestro pueblo y provocaron que se dispararan de nuevo los índices de analfabetismo que redujo la revolución. En esta segunda etapa de la Revolución el profesor Pineda continuó firme en su lucha contra el analfabetismo y ahora que los índices se han reducido a menos del 3.56 %, ubicando a Nicaragua como Territorio Libre de Analfabetismo confiesa que está preparado a continuar trabajando para lograr nuevas victorias.

Treinta años de lucha y victorias
Este educador, que ya cumple 30 años de intensa labor alfabetizadora en todos los rincones del país, asegura que ahora es necesario dar continuidad a esta batalla que se ha librado con la participación destacada de la juventud nicaragüense, para que los alfabetizados pueda continuar sus estudios y contribuir activamente al desarrollo del país. Está convencido que la única garantía para lograr estos propósitos es la Revolución Popular Sandinista vanguardizada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). El profesor Pineda conversó ampliamente con El 19 Digital y con Multinoticias del canal 4 sobre la gesta librada en la década de los ochenta, las luchas en la época neoliberal y las metas planteadas en esta nueva etapa de la Revolución. Estas son sus impresiones:

-¿Cuál es el significado de este reconocimiento que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional le entregará con la Orden Rubén Darío?
-Ha habido muchos estímulos que he recibido en mi vida, como la Orden Carlos Fonseca. Para mí eso es el orgullo más grande que puede recibir un ser humano en esta tierra, no solamente un sandinista, sino un ser humano. Recuerdo que yo estaba en aquellos tiempos bastante cansado porque venía del Río San Juan, habíamos logrado declarar a ese departamento libre de analfabetismo y la UNESCO le otorgó al pueblo de Nicaragua nuevamente la Orden Nadietzda Kruskaya. Nicaragua la tiene dos veces, es el único país en el mundo que tiene dos veces la Orden Nadietzda Kruskaya. Entonces yo venía bastante cansado y cuando el comandante Daniel me impuso la Orden Carlos Fonseca Amador, déjeme decirle: yo fui el hombre más feliz de la tierra. Sentí como una gran energía. Yo creo que no es la vitamina C ni la A, ni la K, la que le da fuerza a uno, sino que es ese tipo de estímulo. Ese tipo de estímulo es el que lo crece a uno, pero yo creo maestro que hay que saber tomar los estímulos.

Entrega total sin fecha ni horarios
Cuando a uno le entregan una Orden debe recibirla en el corazón. Qué quiero decir. Que uno no debe sentirse fachento, ni vanidoso, ni prepotente. Las órdenes José Benito Escobar, Ramírez Goyena, Carlos Fonseca, y ahora la Orden Rubén Darío es un compromiso más para con nuestro pueblo. Debe uno de comprometerse en el momento que se la están imponiendo, pensar de que ahora está comprometido a darse más, a ser más humilde, más cariñoso, más respetuoso, más entregado. Una entrega total a favor del pueblo, sin horario, sin saber cuándo es sábado ni cuando es domingo, pero, sin pedir nada a cambio. Ese es el verdadero militante, de esa manera debe recibirla, porque de lo contrario, entonces no se llamaría humildad, ni se llamaría entrega. Pero lo importante es que una Orden debe hacerlo a uno muy feliz y seguir luchando por este pueblo y por nuestra juventud. Yo creo que estamos comprometidos nosotros los que estuvimos en la Cruzada Nacional de Alfabetización, los que llevamos años en esto, estamos comprometidos a trabajar todos los días. Sin perder un solo segundo para enamorar cada día más a nuestra juventud, no importa la edad que tenga, sino que luchar a favor de que toda nuestra juventud logre comprometerse a favor de las distintas tareas que tienen que realizar a favor de todo el pueblo nicaragüense.

-¿Qué reto más asume ahora que recibe esta orden el profesor Orlando Pineda?
-Acuérdese que este porcentaje que hemos logrado, es un compromiso de muchos años. Un compromiso desde el comandante Carlos Fonseca, un compromiso desde el General Sandino, por tanto entonces es una obligación de cada militante del FSLN asumirlo y lo asumimos, y hoy desde la Cruzada llegamos a este momento. No solamente el maestro Pineda debe ser feliz, deben sentirse felices todos los que hemos participado en esto. Todos los universitarios, todo el pueblo que participó en la CNA. Estos son los resultados, porque la Cruzada fue el inicio para lograr ese número.

Se hizo justicia con pueblo analfabeta
Pero óigame bien, el porcentaje es importantísimo para los datos estadísticos del mundo, pero lo más importante es que hemos logrado hacer justicia, en lograr que la mujer, o el hombre, María o Juan, ya no sigan poniendo el dedo gordo en un papel. Que aparten esa vergüenza y que hoy puedan escribir, María Gutiérrez Martínez, Juan Cruz González, con su puño y letra; eso es lo que ha hecho la Revolución, eso es lo que ha hecho el Frente Sandinista y eso es lo que tenemos que continuar… la tarea no ha parado. Estamos obligados a no dejar a la gente ahí, tenemos que continuar y nada mejor que el Yo sí Puedo que ya está hecho en Cuba, tenemos que implementarlo lo más pronto posible, porque de lo contrario todo este esfuerzo que ha hecho nuestra juventud, que son los protagonistas de ayer y de hoy, se quedaría en nada, por tanto hay que saltar tres ríos. Primero, que todos los padres y madres manden a sus hijos a la escuela, no importa si es bajo una rama o un árbol, los niños queriendo aprender. El segundo río que ya está cerrado, es enseñarle a leer a nuestro pueblo y el tercer río, es lograr que cada uno de los hombres y mujeres, en cualquier caserío, valle o territorio, debe continuar sus estudios para que nunca más vuelva el analfabetismo en nuestra Patria. Y que podamos lograr que los ríos vuelvan a cantar, porque si nuestro pueblo aprende a leer, va a cuidar el medio ambiente, no solo el MARENA, sino que todo el pueblo. En cada casa, en cada barrio vamos a cuidar el medio ambiente. Pero también, aprendiendo a leer y a escribir, vamos a lograr una mejor salud, no queremos más mujeres llorando porque un niño se le murió porque no sabía los cuidados intensivos, pero para cuidarlo debe aprender a leer.

Cumplir a Sandino y a Carlos
Pero lo más importante: Si nuestra Patria quiere salir adelante lo primero es hacerle caso a Sandino y a Carlos; y a todos los Héroes y Mártires caídos por la liberación que nos aconsejaban que para que este pueblo pudiera producir teníamos que enseñarles a leer. Por tanto, todo mundo a producir, todo mundo a cultivar la tierra, pedacito a pedacito, palmo a palmo, porque cada habitante de Nicaragua tiene la responsabilidad de producir para sacar adelante a nuestra Patria.

-¿Cuál es la garantía para consolidar y mantener la alfabetización y los logros de la Revolución?
-La única garantía es la Revolución Popular Sandinista, recuérdese usted que siempre hemos hablado de que la tierra es para los campesinos que la trabajan. Pero también la Revoluciones se juzgan primero por la salud y segundo por la educación. Y nosotros vemos cómo la Revolución en 1980 logró grandes eslabones fundamentales para la juventud no solo en Nicaragua. Hoy la prioridad número uno de la Revolución es la educación y tenemos la garantía de que las revoluciones son para lograr una educación para todos. Y esa es la garantía que debemos mantener siempre viva y el pueblo está asumiendo un gran, reto porque están tomando como suya la educación.

Fuente: Managua. Radio La Primerísima. | 22 agosto del 2009