dilluns, 15 de febrer de 2010

CNA30, llamado 1

Si el pasado 19 de julio celebramos el 30 aniversario de la Revolución Popular Sandinista declarando Nicaragua Territorio Libre de Analfabetismo, por haberse rebajado en el conjunto del territorio nacional la cifra del 5% de personas analfabetas de entre 15 y 65 años, la AEPCFA, Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador, viene trabajando duro para alcanzar la segunda y definitiva meta: la erradicación del analfabetismo en la Costa Caribe respetando la diversidad lingüística y cultural de sus pueblos.
Las previsiones van camino de cumplirse y la declaración de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, Territorio Libre de Analfabetismo coincidirá con la celebración del XXX aniversario de la gran Cruzada Nacional de Alfabetización, CNA: el 23 de agosto de 2010 viviremos una gran victoria... En la Historia de la Educación de los Pueblos hemos tenido y tendremos pocas ocasiones como esta para sentirnos felices y, por tanto, creemos que debemos hacer de esta celebración un magno episodio que nos permita:
• celebrar una victoria que culmina tres décadas de esfuerzos del pueblo nicaragüense por la erradicación del analfabetismo
• honrar la memoria de los cincuenta y ocho jóvenes Héroes y Mártires caídos durante la CNA
• reconocer y agradecer la solidaridad internacionalista de los pueblos del mundo, y de sus instituciones y organismos, que han venido cooperando en la erradicación del analfabetismo en Nicaragua, y
• divulgar al mundo un mensaje de esperanza y decirle que las jóvenes y los jóvenes tienen la responsabilidad de alfabetizar el mundo y, como demostró Nicaragua, esto es posible incluso en las condiciones más adversas

Por todo ello, y como las victorias tienen nombre, estamos haciendo un llamado a todas las instituciones, organismos y personas para que se sumen a esta gran victoria del pueblo y de la educación popular. Pensamos especialmente en la Red universitaria Yo, sí puedo, en los Ayuntamientos de municipios españoles hermanados con municipios nicaragüenses, en organismos solidarios con el pueblo de Nicaragua y su alfabetización, en brigadistas que llegaron en alguna ocasión a Nicaragua, en asociaciones, colectivos y personas que han venido cooperando a lo largo de estos años. Y, naturalmente, en todas aquellas personas que siguen creyendo en la solidaridad como la ternura de los pueblos.

Un llamado también para que apoyen, personal, mediática o económicamente, los tres momentos que llevan a la celebración del 30 aniversario de la CNA, a saber: