dijous, 7 de maig de 2009

CARTA DEL MAESTRO PINEDA DESDE WASPAM, RAAN, 3-5-09 (I)

Acepten nuestras disculpas por no haberles participado antes varias cosas lindas que han ocurrido después del 23 de agosto fecha en que se celebró el 29 aniversario de la gran Cruzada Nacional de Alfabetización, cuando nos fuimos a las distintas montañas de Nicaragua.

En primer lugar les explico que ya hay varios directores de distintos colegios de Managua que están deseosos de poner más brigadas para salir a motivar a todos los jóvenes de los distintos municipios del país.

Ya salió la primera brigada rumbo a Jinotega, muy eufóricos como jóvenes que son, pero, ese mismo 20 de abril salimos nosotros con la BRIGADA DE LA UNAN-Managua, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, compuesta por 13 mujeres y 17 varones estudiantes de la carrera de Ciencias de la Educación, el rector Francisco Guzmán, el compañero Rolando Mendoza quien la organizó y otros profesores que la despidieron. Y ¡que bonito!, el ingeniero Telémaco Talavera, presidente del CNU, les habló de todo lo que iban aprender en el Río Coco, de tal manera que en la fecha ya están ubicados a lo largo de 400 kilómetros de este majestuoso río, están caminando cada uno de ellos más de 4 horas por día manteniendo lo que ya está organizado, fieles vigilantes de cada uno de los puntos y abriendo otros para llegar a la meta deseada.

Habíamos hablado de llegar a Cabo Gracias a Dios y que en el mes de abril con la brigada de la UNAN, íbamos a izar una bandera en CARRIZAL, poco antes de los raudales río arriba, y la otra en el propio Cabo Gracias a Dios donde el Río Coco se casa con el Atlántico y forman una luna de miel de puro amor de cultura. Será el 12 de mayo: iremos a izar la bandera de Yang, lika sipsna diciendo a Nicaragua y al mundo que estamos atendiendo a 68 comunidades miskitas a lo largo de 400 kilómetros del Río Coco. Esta noticia te pedimos la compartas con toda la Red universitaria del Yo, si puedo ya que encierra un mensaje de amor, fraternidad y unidad de los hombres y mujeres que vamos haciendo una realidad los sueños de Sandino, de Darío, pero también de muchos de aquí y de allá que estamos luchando por este logro llenos de amor de cariño y respeto a favor todos pueblos del mundo. Por poner un ejemplo, de Miguel Soler, ese viejo maestro leyenda de la pedagogía, icono de la lucha alfabetizadora de América Latina, porque a estos hombres sólo los hacen más jóvenes noticias como esta.